Facebook Twitter Google +1     Admin

La leyenda de la diosa Caissa

20110221183509-caissa.jpg

Un día la Joven y Bella Diosa Caissa tuvo una visión perturbadora, veía que los ejércitos del futuro eran sanguinarios y terriblemente malvados capaces de destruir la Tierra. Ella preocupada por  esas terribles revelaciones, decidió crear un juego para ayudar a la humanidad y salvarla de la avaricia, la codicia, la maldad y la destrucción, en este juego  competirían dos ejércitos, uno de color claro (blanco) y otro de color oscuro (negro), donde la misión de ambos ejércitos seria cuidar sus reinos, para hacerlo deberían proteger a su rey, atacar y acorralar al rey contrario (capturarlo). Las armas serian la estrategia, el pensamiento, la paciencia, la atención y concentración, de esta forma la humanidad no sufriría ni se haría daño. El juego se jugaría sobre un tablero de 64 cuadros llamadas casillas o escaques, 32 de un color claro y 32 de color oscuro, alternadamente situadas.  Cada ejército estaría formado por 16 piezas: ocho peones, dos torres, dos caballos, dos alfiles, una reina y un rey. 
Luego de crear el juego, la diosa  Caissa tuvo la tentación de darlo a conocer a los demás dioses del Olimpo, pero no lo hizo: decidió esconderlo del dios de la guerra para que no lo  destruyera y evitara que ella ayudara a la humanidad. Luego decidió ponerlo en algún lugar de la Tierra para sus habitantes aprendieran a respetarse y amarse. Lanzó el juego y este cayó en la India.
Cuando los indios descubrieron el juego quedaron impresionados. Intentaron jugarlo de varias maneras, pero siempre había desacuerdos entre los jugadores. Cierto día decidieron hacer algunas reglas que debían ser respetadas por todos los jugadores. Entonces en el mundo de los sueños les inspiró las reglas del juego.

Cuando sueñes con Caissa inicialmente aparecerá como una cobra muy grande, en un patio empedrado lleno de serpientes más pequeñas.  Ella se transformará en una seductora mujer vestida con una serpiente viva. Se te aparecerá en un templo cuyas baldosas serán blancas y negras.

Luego ella jugará contigo y entonces ya no podrás verla más…solo podrás ver su tablero de ajedrez. Mijail Tal, ex campeón mundial era uno de sus devotos. El escribió:

"Al igual que todas las diosas mitológicas, ésta también exige sus sacrificios. Sus servidores son generosos: ¡cuántos de ellos le ofrecieron toda su vida!... pero los sacrificios que con más frecuencia se ofrecen a Caissa son sus propios bienes: alfiles, peones, caballos. ¡Cuántos de ellos son sacrificados para mayor gloria de la diosa! ¡Incluso las propias reinas, a veces, son entregadas voluntariamente! Naturalmente, la suerte de estas ofrendas es muy distinta. Unas cuantas son aceptadas por Caissa y entonces el ajedrecista alcanza la gloria y el reconocimiento de sus contemporáneos. Pero no siempre, ni muchos menos, estos sacrificios complacen a la diosa. Entonces, qué se le va a hacer, hay que esperar a otra ocasión..."

Dicen que si eres una devota de la Diosa te otorgará envidiables dones. Aprenderás el arte de someter a los hombres solo con tus palabras. No solo a derrotarlos en el tablero, también los tendrás a tus pies con tu belleza que cada vez será más semejante a la de la seductora Caissa, siempre y cuando le permanezcas fiel y le otorgues dedicación y sacrificios en el tablero. Si la honras lo suficiente se encarnará en ti.

Dicen que actualmente está encarnada… se sospecha que en Judith Polgar…

Comentarios » Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris