Blogia
Nelson Sheyim Atamashi Restrepo

Las 9 Estrellas de la Astrología China

Las 9 Estrellas de la Astrología China

Las 9 estrellas se componen de los ocho planetas (Mercurio, Saturno, Urano, Venus, Neptuno, Plutón y Júpiter) mas la conjunción de los luminares (Sol-Luna) que difunden (Sol) y reflejan (Luna) la LUZ en medio de la OSCURIDAD. 

 

El número 5 está en el centro de los números entre 1 y 9, por tanto la estrella 5 corresponde a la conjunción Sol-Luna, que corresponde a la luna nueva de cada mes y por tanto a los eclipses de Sol.

 

La tradición ha confirmado que por cada hora de oscuridad causada por un eclipse de Sol, es un año de desgracias en la región afectada. Por ello la influencia de la estrella 5 puede ser de calamidad, de desastre. 

 

La estrella 5 se coloca en el eje de la brújula, sobre el cual gira la manecilla de dos colores.  Las otras 8 estrellas se corresponden con los  8 puntos cardinales: SUR, SUROESTE, OESTE, NOROESTE, NORTE, NORESTE, ESTE, SURESTE.

Las 8 estrellas se corresponden con los 8 componentes de una familia completa:  Padre, el primero de los hijos varones (primogénito, hijo mayor), el segundo de los hijos varones (hijo del medio) y el tercer hijo varón (hijo menor), Madre, la mayor de las hijas mujeres (hija mayor), la segunda hija mujer (hija del medio) y la tercera hija mujer (hija menor).

Las 8 estrellas se corresponden con los 8 componentes fundamentales del entorno natural: FUEGO, TIERRA, LAGO, CIELO, RIO, MONTAÑA, RAYO, NUBE. Se representan con los ocho trigramas que resultan de combinar una línea horizontal entera (yan, masculina, solar) con una línea horizontal partida (yin, femenina, lunar)

 

Estas correspondencias permiten encontrar un orden en el universo y comprender sus relaciones.  No se trata de un fractal de forma, sino de un fractal de funcionalidad.  Los fractales de forma se relacionan mucho con la serie de fibonacci  y  con la fracción resultante de dividir la unidad entre seis.  Los fractales de funcionalidad se relacionan con el eneagrama y con la fracción resultante de dividir la unidad entre siete (los decimales del numero PI, 142857).

 

Los ocho planetas corresponden a los 8 tonos de la LUZ.

Los ocho tonos se corresponden con las octavas de la música.

Los ocho tonos se corresponden con los 8 grupos de la tabla periódica de los elementos químicos.

 

Por tanto, el Padre es como el Cielo con sus estrellas que podemos ver en la noche, la Madre es como la Tierra con sus cosechas que podemos recoger en el dia;

el Hijo Mayor es fuerte como el Rayo que cae sobre el árbol, la Hija Menor es bella y alegre como el Mar o el Lago en que se baña;

el Hijo del Medio se mueve como el Rio en que navega, la Hija del Medio es fogosa como el fogón en que cocina;
el Hijo Menor es estable y firme como La Montaña donde medita mientras la Hija Mayor imagina tantos diseños como las Nubes.

 

La tradición es dibujar los trigramas comenzando por la línea de abajo y siguiendo con las otras hacia arriba.

 

 

 

 

PADRE CIELO

 

Movimiento del Cielo. Luminoso como el Sol que brilla en el Cenit. Brillo que vio resplandecer desde lejos en los círculos de Oro que halló en las laderas de la montaña del volcán. Círculos de oro que se formaron cuando este metal brotó derretido por los agujeros del volcán y que luego se condensó al llenar los agujeros de la tierra.  Brillo que resplandece también en las innumerables estrellas de la noche.

 

MADRE TIERRA

 

Receptividad de la Tierra.

Cuando vamos a sembrar partimos la tierra con los pulgares, tres veces, entonces insertamos la semilla dentro del vientre de la Madre Tierra.

Como la Madre que nos nutre con la leche de sus senos, la savia que las plantas extraen de la Madre Tierra se condensa en los frutos y simientes comestibles que ella nos prodiga y nos sirve en el comedor de la Montaña.

 

HIJO MAYOR RAYO

La característica única del trigrama es la línea entera que comienza abajo.  Es YANG abajo, es fuerte abajo.  El Rayo recoge arriba, pero su descarga fuerte es abajo.  El Rayo es como las Ramas de un Arbol que tiene su tronco abajo.  Por ello el Hijo Mayor corresponde a la imagen del Leñador.  Como el Rayo, brilla arriba el hacha veloz antes de descargar su golpe abajo que retumba después en la montaña de la misma manera que el destello fugaz del Rayo sucede momentos antes que se escuche su trueno estremecedor.  El Hijo Menor, como el Rayo, es poderoso por su Fuerza que ha heredado de la juventud de su Padre.

 

HIJA MENOR LAGO

La característica única del trigrama es la línea partida en la tercera posición, arriba.  Es YIN arriba, es débil arriba.  El Lago se forma cuando la lluvia llena el cráter de un volcán apagado.  Por eso es YIN arriba, porque el agua es YIN.  El Lago escurre, pero también va creciendo y se va comiendo la montaña. El Lago más grande es el Mar. En las playas del Mar abundan las mujeres bellas como es la Hija Menor. La Hija Menor es poderosa por la belleza que ha heredado de una Madre que la ha concebido en las últimas seducciones de sus instintos.  El lago cual espejo, refleja la belleza de la Naturaleza.

 

HIJO DEL MEDIO RIO

La característica única del trigrama es la línea entera en la segunda posición.  Es YANG en el centro y YIN a los lados semejante a la corriente del Río,  fuerte en el centro, débil en las orillas donde hay mayor resistencia a su flujo.  El Hijo del Medio se representa por el Balsero. Ha atado los troncos de árbol que el Hermano Mayor ha cortado y ha armado una balsa en la cual transporta los troncos Río abajo hasta el valle. Con la amabilidad heredada de la madurez de su Padre, practica su profesión de transportar personas y cosas. Muchos están sentados en la balsa a sus lados, mientras el permanece en el centro de la balsa, de pie, guiando la balsa con su vara.

 

HIJA DEL MEDIO FUEGO

La característica única del trigrama es la línea partida en la segunda posición. Es YIN en el centro, es débil en el centro como el pabilo de la vela que es rodeado y consumido por el Fuego. La Hija del Medio cocina las verduras que ha preparado la Hermana Mayor.  Con el cucharón de mango largo  revuelve las verduras que sofríe en la sartén.  Ella es cálida y fogosa, abrasadora. Ha heredado la pasión de una Madre que la ha concebido en el ardor de la madurez. En el cálido abrazo que da, rodea a quien ama, cual pabilo,  con el fuego de sus brazos robustos brazos YANG.

 

HIJO MENOR MONTAÑA

La característica única del trigrama es la línea entera en la tercera posición.  Es YANG arriba como la Montaña, puntuda arriba.  Su punta sube sobre una amplia base. Como el sabio soberano llevado en alto en la silleta que descansa sobre los hombros de los hombres de su pueblo. Ellos son representados por las dos líneas partidas debajo de la línea entera. Así mismo, el Hijo Menor que ha meditado sentado en la Montaña, ha encontrado la manera de construir una casa con la Madera que el Hermano del Medio trae por el Río.  Sobre los postes y los aleros a los lados, coloca los techos que terminan en punta hacia lo alto. El ha aplicado la sabiduría que ha heredado de su experimentado Padre y es el sabio Arquitecto y constructor.

 

HIJA MAYOR NUBE

La característica única del trigrama es la línea partida en la primera posición. Es YIN abajo, es débil abajo como las nubes que se fragmentan mas cuando están mas cerca de la rotación de la tierra, mas abajo. La Hija Mayor sabe cuantos comensales hay, elabora el menú de la comida, toma de la alacena la cantidad precisa y pica las verduras en la tabla con el cuchillo grande. Ella es calculadora y metódica, sabia y atinada. Sus manos y cuchillos son las dos líneas enteras arriba que parten y pican la línea de debajo de las verduras.  Aplica en su tarea la perfección y bello acabado que ha heredado de una Madre que la ha concebido durante una juventud llena de sensatez y belleza.

 

Como consecuencia natural, no es extraño que el Hijo Mayor de una familia se enamore de la Hija Menor de otra.  El Rayo se siente atraído por los metales que están en las entrañas de los volcanes apagados que se han convertido en Lagos. Volcanes en cuyos agujeros secos los hombres encuentran minas con yacimientos. Agujeros por donde vieron brotar de tiempo en tiempo, metales y rocas derretidas que,  al secarse, tomaban la forma del moldeo de la tierra que los recibía.  Así encontraron la manera de hacer adornos de metal para la bella Hija Menor. Adornos de plata, del mismo color plateado de la Luna que se refleja en el Lago.

 

Tampoco es extraño que el Hijo del Medio, el amable y seductor Barquero conquiste el corazón de la fogosa Hija del Medio que lo recibe con abrazos cuando llega de su viaje. No es extraño que los hombres prefieran hacer sus fogones y hogueras en las playas del Río para degustar una bebida caliente al termino o al comienzo de la jornada o del viaje.

 

Ni es extraño que el Hijo Menor que ha conquistado la admiración del Padre y de sus hermanos, con su construcción, con la realización de su obra, resulte unido a la Hija Mayor que ha conquistado la admiración de la Madre y de sus hermanos, con sus viables proyectos, con la justa elaboración de sus menús, con su sabia planeación. De este modo, la Hija Mayor, cual neblina, penetra en la casa elaborada por el Hijo Menor, frente al Río, en la ladera de la Montaña.

 

Redactado por Sheyim Atamashi, hoy, al sexto día de la primera luna del año del tigre del metal del periodo octavo. Día regido por la estrella dos, día del buey de metal.

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres