Blogia
Nelson Sheyim Atamashi Restrepo

Ejemplo de Super Horoscopo Actual, Atamashi, Gratuito

Súper Horóscopo Actual

Elaborado por el

Astrólogo

Nelson Sheyim Atamashi

 

 

Para

(Nombre de visitante de www.atamashi.w.pw

Que ha solicitado su super horóscopo Atamashi Gratuito)

 

 

26/12/1989

 

Manizales

 

13:17:00

para el

11/01/2014 14:19:12

(fecha actual

del envío del Super Horóscopo)

 

 

Introducción

 

La carta natal, una representación simbólica del cielo, corresponde a un momento determinado en el tiempo. Pero los planetas no dejan de moverse. El Sol, por ejemplo, recorre aproximadamente un grado por día, y en un año completa una vuelta por los 360 grados del Zodiaco, mientras que Plutón se mueve muy despacio y tarda unos 284 años para volver a la misma posición. En el transcurso de su órbita, un planeta va formando aspectos con los planetas natales, los denominados «tránsitos».

El horóscopo de tránsitos muestra dónde se encuentran los planetas en un momento determinado en relación con la posición que ocupaban en el momento del nacimiento. Debido a que el Sol, la Luna, Mercurio y Venus y se mueven con relativa rapidez, sus tránsitos son tan pasajeros que rara vez se correlacionan con períodos significativos. Marte y Júpiter van más despacio, y sus efectos en las casas pueden hacerse notar algunos meses o, en el caso de Júpiter, incluso un año o más.

Sin embargo, los tránsitos de los planetas lentos –Saturno, Urano, Neptuno y Plutón–indican más bien períodos críticos, ya que incluso sus efectos por aspecto se puede hacer notar durante años. Cualquier tránsito de estos planetas advierte épocas claves de aprendizaje, lecciones que se presentan a través del cambio y de la crisis. La mejor manera de afrontar una crisis es entrever el significado y «cooperar con lo inevitable». Los antiguos chinos llamaron a una crisis wei-chi, una combinación de las palabras wei (peligro) y chi (oportunidad). Podemos considerar una crisis como una tragedia, que hay que evitar a cualquier precio, o un momento decisivo que ofrece la oportunidad de cambiar y evolucionar –y aprobar un examen más en la escuela de la vida–.

 

El Sol en tránsito

El Sol avanza aproximadamente un grado al día. Transita de esta manera por las doce casas de la carta natal en un año, y enfatiza una tras otra todas las áreas importantes de la vida. Nos muestra las áreas sobre las que debemos centrar nuestra atención, las fuentes de las que podemos absorber energía y todo lo que nos concierne en general.

Como representativo de la energía vital, de la voluntad y de la autoexpresión, el Sol en tránsito en aspecto con los planetas natales indica sobre todo nuestro estado de ánimo y nuestra salud.

 

El Sol en tránsito por tu Novena Casa

 

Ahora una de las cosas más importantes para tí es ampliar tu entendimiento y tu visión de las cosas. La presencia del Sol potencia y vitaliza tu capacidad de percibir significados más profundos de lo habitual, y te permite extender tu horizonte más allá de las trivialidades cotidianas. Compartir e intercambiar tu visión de la vida con otras personas te ayudará a precisar mejor tus propios rasgos que te hacen un ser único.

Sin embargo, debes procurar no perder el contacto con la realidad corriente por estar demasiado absorta en contemplaciones filosóficas y espirituales.

Por otro lado, este período es bueno para resolver problemas y tomar decisiones importantes, especialmente en relación con tu carrera profesional. Encontrarás el camino casi libre de obstáculos, y tu intuición te guiará a dar los pasos correctos.

 

El Sol en tránsito en conjunción a tu Medio cielo

 

Un buen día para definir tus metas y poner tus ideas en práctica. Es posible que tus esfuerzos profesionales se vean colmados de éxito y que recibas el reconocimiento o la atención de personas importantes.

 

La Luna en tránsito

 

La Luna es el cuerpo celeste más rápido, ya que se mueve aproximadamente 1º cada dos horas, transitando toda la carta natal en unos 29 días. En consecuencia, un aspecto lunar en tránsito dura apenas 24 horas, y rara vez tiene un significado profundo, aunque puede señalar fechas claves para celebrar acontecimientos o comenzar proyectos. Por ejemplo, los almanaques del siglo pasado solían incluir dichos con referencia a la influencia de la Luna sobre la agricultura, como por ejemplo: «Si siembras el grano en luna menguante, saldrá adelante».

 

La Luna en tránsito por tu Segunda Casa

 

Durante este período, que dura aproximadamente dos o tres días, tu «sexto sentido» para ganar dinero está más agudo que nunca. Podrías aprovechar estos días para tomar decisiones vitales en este sentido, porque sabes instintivamente lo que otros quieren o necesitan, especialmente el sexo femenino, y productos dirigidos a ese sector del mercado podrían proponerte ganancias importantes. Sientes la necesidad de ser productiva, ya que aumentar tus bienes te proporciona un mayor sentimiento de seguridad.

En un nivel más personal, este breve tránsito te hace apreciar más de lo habitual la belleza que hay en la vida y en las personas cercanas a ti. Eres más sensible, lo cual favorece el trato con el sexo opuesto. Aprovecha estos días para pasar unas horas inolvidables junto a tu pareja.

 

Mercurio en tránsito

 

Mercurio en tránsito muestra las áreas de la vida en las que hemos tenido que aprender y señala aquellos temas que nos pueden inspirar, incluso hasta el punto de conducirnos a investigar todo lo relacionado con dichos temas.

Los aspectos de Mercurio en tránsito nos pueden ayudar a reconocer la manera de enfrentarnos a la gente que nos rodea, a cómo afrontar los problemas y a cómo estructurar nuestra comunicación con otras personas, por lo que en la astrología clásica las relaciones con los vecinos y hermanos son de especial importancia. También los viajes cortos, sobre todo de negocios, son regidos por Mercurio.

Si Mercurio transita varios planetas a la vez, puede causar excitación y confusión e incluso desafiar nuestro intelecto, pero no suele desestabilizar nuestra vida, ya que los tránsitos duran sólo unos días.

 

Mercurio en tránsito por tu Décima Casa

 

Ahora el enfoque es tu vida profesional y tu posición en la sociedad. Es un buen momento para examinar tus planes y tu modo de convertirlos en realidad, y hacer ajustes si es necesario. Las responsabilidades y obligaciones cobran más importancia de lo habitual, ya que estás muy consciente de sus implicaciones en tu vida.

También es posible que se te presenten diversas oportunidades en el ámbito profesional, especialmente en relación con personas superiores. Es un buen momento para llevar a cabo empresas que requieran concentración y metódica, y para formalizar acuerdos comerciales.

 

Venus en tránsito

 

Venus viaja por la carta natal aproximadamente en un año, impregnando los asuntos de cada casa con una dosis de serenidad, creatividad y sociabilidad. Las áreas afectadas serán especialmente placenteras en ese momento, incluso aunque Venus pueda inducir a cierta pasividad y ociosidad.

En principio, este planeta está relacionado con el amor y la armonía. Los aspectos de Venus en tránsito nos hablan acerca de la estructura de nuestras relaciones, si las amistades son satisfactorias para todo el mundo, y sobre la situación de nuestras relaciones íntimas. El efecto suele ser, en general, positivo, incluso aunque el tránsito de Venus sea rápido y sólo dure unos pocos días.

 

Venus en tránsito por tu Novena Casa

 

Durante este período sientes el deseo de ampliar tu percepción y comprensión de las cosas. Venus te sensibiliza y abre tus ojos para percibir significados más profundos de lo habitual, y te permite expandir tu visión más allá de las trivialidades cotidianas. Sin embargo, debes procurar no perder el contacto con la realidad corriente por estar demasiado absorta en contemplaciones filosóficas y espirituales idealistas.

Por otro lado, este período es bueno para resolver problemas pendientes y tomar decisiones importantes, especialmente en relación con tu carrera profesional. Encontrarás el camino casi libre de obstáculos, y tu intuición te guiará a dar los pasos correctos.

 

Marte en tránsito

 

En contraste con el Sol, la Luna, Mercurio y Venus, planetas que todos se mueven rápidamente, Marte necesita un poco más de tiempo para moverse a través de una casa. Como promedio tarda dos o tres meses; cuando es retrógrado puede tardar dos veces más. Cuando Marte se encuentra transitando una casa indica en qué áreas deberíamos centrar nuestros esfuerzos y de dónde proviene nuestra motivación. Marte otorga la energía para vivir y llevar a cabo esfuerzos para lograr nuestros objetivos. También están asociadas a Marte la sexualidad, la agresividad y el éxito.

Los aspectos de Marte en tránsito describen la manera de enfrentar las cosas: con dureza y desconsideración o «solamente» determinada y con energía. Un Marte debilitado puede dificultar la autoafirmación y la defensa de nuestros intereses, debido a que perdemos la fe en nuestros propios recursos. Marte determina el «Ego» de una persona, también la búsqueda de metas egoístas, la raíz de toda maldad en el mundo.

No obstante, empleada de una manera prudente y considerada, esta energía nos ayuda a afirmar nuestro ser y progresar en el sendero de la autorrealización.

 

Marte en tránsito por tu Sexta Casa

 

Este tránsito te proporciona energía en abundancia y te capacitará para realizar más trabajo de lo habitual. De hecho, una de las mejores formas de manejar esta energía es canalizarla mediante el ejercicio físico o el trabajo, aunque debes evitar exigir lo mismo de los demás y así provocar conflictos en el entorno laboral.

También es posible que empieces a realizar más deporte o hacer alguna dieta para mejorar tu salud, porque ésta es una época en la que pueden producirse problemas causados por inflamaciones, fiebres, lesiones, o tensión nerviosa.

 

Júpiter en tránsito

 

Júpiter permanece en cada casa hasta dos años, dependiendo del tamaño de ésta. En total son doce años los que tarda en dar una vuelta a la carta natal. Tal vez experimentemos desarrollos positivos en las casas afectadas, debido a que Júpiter siempre se ha considerado el gran patrón, el protector y el mensajero de la buena suerte. El principio de expansión así como el del esfuerzo por mejorar cualquier tipo de situación o cosa están asociados a Júpiter. Sin embargo, cuando ejerce su influencia como expansivo se puede convertir con rapidez en excesivo, lo cual se puede percibir cuando aparece en la forma de ganancia de peso. Generalmente sus efectos benevolentes pueden llevar a la flojedad.

Los aspectos de Júpiter en tránsito describen cómo nuestra perspectiva en la vida puede ser influenciada y cómo percibimos nuestro papel en el universo durante esta fase, debido a que este planeta también tiene que ver con la confrontación intelectual con el medio ambiente en un nivel más alto.

 

Júpiter en tránsito por tu Tercera Casa

 

Durante este período notarás un desarrollo positivo en la manera en que expresas tus ideas y como piensas, e incluso como percibes las cosas. Júpiter expande todo lo que toca, y en esta esfera de la actividad mental tiende a fomentar el optimismo. Seguramente, no sentirás esta época como un tiempo crítico, y más tarde la podrás usar como un período de aprendizaje del que te alegrarás haber pasado.

En resumen, este tránsito pone un fuerte énfasis en el aprendizaje y ensanchamiento de tus habilidades e intereses. También los viajes te pueden dar en este momento la ocasión de entender mucho más de tí misma y de la vida.

 

Júpiter en tránsito en oposición a tu Saturno

 

Durante este período puede hacerse notar cierta tendencia a descuidar tus responsabilidades, a demostrar desenvoltura respecto a los reglamentos y al orden establecido; con una independencia que te empuja a no respetar a la autoridad y a la legalidad, con cierta relajación de la prudencia y de la previsión. Es una época de crisis de consciencia entre el deseo de libertad y de expansión y las costumbres, la rutina, y la tradición. Esta influencia es poco propicia para las relaciones con los organismos oficiales, con la administración y con los medios políticos conservadores.

Es un momento en el que has de enfrentarte con tus obligaciones e inhibiciones para aprender a cómo cambiarlas, mejorarlas y darles una nueva perspectiva. No obstante, este período puede traerte nuevas oportunidades profesionales, ofreciéndote más libertad; además de cierto incremento de responsabilidades acompañado de una mayor influencia sobre tu vida social. Cualquier tipo de restricción que aparezca en tu vida en estos momentos te será insoportable, pero tendrás la oportunidad de enriquecer tu vida enormemente si utilizas bien tu juicio y lo observas desde una perspectiva más vasta.

 

Saturno en tránsito

 

Saturno es visto como el «malhechor» en la astrología clásica. Una visión más moderna es que representa un desafío que nos sitúa ante la oportunidad de un mayor desarrollo. Su posición en las casas indica en qué área de la vida las dificultades pueden aparecer, en dónde están nuestros temores y debilidades, aunque también puede aportar estabilidad a determinadas situaciones. En este sentido Saturno nos presenta la factura de nuestro comportamiento pasado, por lo que la intensidad de la influencia del tránsito difícil depende de nosotros. Generalmente tan sólo nos hace conscientes de las limitaciones que podemos aceptar.

El ciclo completo de Saturno a través de la carta natal dura entre 28 y 30 años y culmina en el llamado «Retorno de Saturno», la fase en la cual Saturno alcanza su posición original en la carta natal. Así pues, Saturno permanece en cada casa entre dos y tres años, y en ese tiempo también se vuelve retrógrado, lo cual implica que, si entra en aspecto con otro planeta, este aspecto volverá a repetirse posteriormente: El primer encuentro presentará el tipo de problemas, el retorno intensificará el problema, y en el tercer encuentro deberíamos tener suficiente fuerza y madurez para trabajar en una solución constructiva y solucionar el conflicto.

Finalmente, debería enfatizarse una vez más que las experiencias saturninas pueden ser dolorosas, pero no necesariamente deben serlo si vivimos en armonía con nosotros mismos y con nuestro entorno.

 

Saturno en tránsito por tu Séptima Casa

 

En el Descendente hay un cambio básico de énfasis. Aquí abandonas la esfera individual para afrontar la prueba de la relación humana. La presencia de Saturno enfatiza la necesidad de asumir más responsabilidad para sostener tu visión de cómo tiene que ser una unión concreta (principalmente en tu relación personal primordial o en tu matrimonio). Es probable que ahora tomes conciencia de tus necesidades, limitaciones y obligaciones, y si diste por sentado alguna importante relación o juzgaste que una relación particular no satisfacía tus necesidades, ésta será la época de tratarla con mayor realidad. Debes intentar establecer un enfoque sólido y bien claro de las relaciones que tengan fuerte impacto sobre tu estilo de vida y tu identidad. Si esperas demasiado de una relación o del matrimonio, o si consideras que no es viable, éste es el momento de enfrentar los hechos con objetividad y desapego.

A menudo, el tránsito de Saturno a través de la Séptima Casa produce una visión del mundo triste, fría y hostil. Tal vez sean necesarias experiencias de frustración u hostilidad, o hasta una crisis de separación, para que induzcan al ego a reflexionar profundamente sobre sus motivaciones y objetivos. Sin duda, ésta puede ser una época de prueba para los matrimonios y relaciones íntimas, pero la cantidad de tensión que experimentes durante este período depende de la calidad y del nivel de autenticidad que caracterizó esa relación durante muchos años.

La lección principal que toca aprender ahora es que en el mundo de las relaciones humanas nada puede permanecer estático. Saldrás de este tránsito ganando, es decir más madura y fuerte, si sabes encontrarte con los demás a su mismo nivel y con una libertad interior que permita un intercambio mutuo auténtico.

 

Saturno en tránsito en sextil a tu Medio cielo

 

Durante este período trabajas con determinación y paciencia en la realización de tus objetivos profesionales. Te muestras ambiciosa y dispuesta a poner una gran cantidad de energía para lograr tus metas.

Al mismo tiempo, no descuidas tus responsabilidades familiares, algo que saben apreciar tus seres queridos.

 

Urano en tránsito

 

Urano está vinculado con la rebelión contra la autoridad establecida y la introducción de nuevos conceptos. En un nivel personal, se asocia con el cambio y la ruptura de lo establecido, introduciendo algo inesperado, y tal vez extravagante, en nuestra vida. Descontento con lo existente, Urano quiere alterar y mejorar la situación en búsqueda de su visión ideal. Un tránsito de Urano actúa como un despertador que nos arranca bruscamente de nuestro sueño, pero depende de nosotros abrir los ojos a un nuevo día, o taparnos la cabeza con las sabanas.

Si bloqueamos o reprimimos los cambios que nos pide Urano, entonces nacen las "Furias" dentro de nosotros, y bullimos de resentimiento hacia aquellos por quienes nos sentimos restringidos, y es posible que nos enojemos incluso con nosotros mismos. Por otro lado, si actuamos de acuerdo con los impulsos de Urano, es probable que los resultados inmediatos no sean placenteros, ya que nos asusta la nueva visión que tenemos de nosotros. Sin embargo, incluso en medio de crisis y dificultades, la energía uraniana nos ayuda a entender por qué estamos sufriendo y en qué consiste la lección que estamos destinados a aprender. Urano nos conecta con nuestra voz interior y nos permite penetrar en una dimensión de comprensión superior –la intuición–.

 

Urano en tránsito por tu Duodécima Casa

 

Durante este período Urano intentará sacar a la superficie lo que está escondido y al acecho en los rincones más recónditos de tu psique. Puede que descubras en tí misma algo aterrador y desconcertante, ya que Urano obliga a complejos y compulsiones «enterrados» en la parte inconsciente de tu ser a ingresar en la conciencia. Pero el inconsciente, tal como te lo muestra la Duodécima Casa, no es solamente un almacén de pautas o emociones negativas remanentes del pasado que prefieres olvidar; es también el receptáculo de potencialidades positivas aún no exploradas y que todavía están por cultivar. Éste es un buen período para emprender una exploración interior y espiritual, un «buceo en profundidad» en este dominio acuático, ya sea mediante la terapia psicológica, la reflexión filosófica o la meditación.

Es probable que te sientas más inquieta y más tensa que habitualmente: quieres introducir cambios en tu vida, y sin embargo no consigues llevarlos a la práctica, o no llegas a saber por dónde empezar. Los cambios se están preparando, sin duda, pero quizás no lleguen a tomar una forma concreta hasta que Urano cruce el Ascendente y entre en la Primera Casa. Entretanto, puedes ir preparándote para atar los cabos sueltos de la fase de tu vida que está a punto de terminar.

 

Neptuno en tránsito

 

Neptuno está vinculado con el deseo de trascender los límites de la personalidad y fundirse con algo más grande. En esencia, es el anhelo de perdernos e ir más allá de las fronteras del ego aislado, ya sea por medio de una serena comunión con la naturaleza, escuchando música o sumergiéndonos en estados meditativos. Neptuno es un disolvente de fronteras y, en sus tránsitos, difumina o disuelve la frontera entre nosotros y los demás. También puede diluir la fuerza de una energía hasta entonces concentrada, ya se trate de una carrera o de una relación cuidadosamente estructurada, o bien de una convicción o de una actitud tenazmente mantenida.

Pero un tránsito de Neptuno socava también la frontera interna entre consciente e inconsciente, sumergiendo o anegando nuestra identidad consciente en contenidos provenientes del inconsciente. Ese efecto puede intensificar nuestra conciencia de la unidad de todo lo que existe y aumentar nuestra capacidad de comprender la esencia espiritual que es el núcleo subyacente en todas las formas de vida. Neptuno nos puede ayudar a acceder a esa dimensión más allá de la supuesta realidad que podemos ver y tocar. Los físicos cuánticos, por ejemplo, descubrieron que ya no se podía considerar la realidad como un complejo de cosas y demarcaciones diferentes, sino más bien, lo que en ocasiones se pensó que eran «cosas» limitadas resultaban ser aspectos recíprocamente entretejidos. Incluso la física está, por lo tanto, reafirmando una intuición que hasta entonces sólo se atribuía a los místicos y a los artistas: que en el nivel más profundo de nuestra existencia estamos todos conectados y formamos parte de una Realidad Suprema.

 

Neptuno en tránsito por tu Undécima Casa

 

Cuando Neptuno entra en la Undécima Casa, es probable que empieces a sentir incertidumbre o descontento en lo que se refiere a tus objetivos e ideales en la vida. No obstante, ésta es una buena época para descubrir y, tal vez, conectarte con grupos u organizaciones que antes no te interesaban o de cuya existencia nada sabías, especialmente los de tipo neptuniano que se dedican a proteger el medio ambiente y sanear al planeta y a sus habitantes. En el pasado quizá no te hayas preocupado mucho por cuestiones sociales o humanitarias, pero ahora es muy probable que sientas una ardiente necesidad de explorar y analizar más de cerca esos temas. Hasta puedes tener un atisbo de lo que los místicos describen como nuestra identidad espiritual y conexión recíproca con el resto de la creación que va más allá de las enseñanzas tradicionales de la Iglesia o los valores establecidos por el estado o la familia. Einstein hablaba de «ensanchar el círculo de nuestra compasión para abrazar a todas criaturas vivientes».

La Undécima Casa está también vinculada con el ámbito de la amistad. En su vertiente más positiva, Neptuno indica amigos que brindan su apoyo, su atención y su presencia cuando los necesitas o bien que ensanchan tu horizonte y te abren los ojos a metas y visiones nuevas, posiblemente de carácter espiritual o metafísico.

En su vertiente más negativa, Neptuno indica amigos que te pueden traicionar, defraudar o abandonar. En estos casos, Neptuno no te pide que rompas la relación, al menos no siempre, sino que renuncies a las expectativas desmesuradas que impones a la amistad y que aprendas en cambio a ser más tolerante con los demás, y aceptarlos tal como son.

 

Plutón en tránsito

 

La gente tiende a sentir miedo de los tránsitos de Plutón, y su razón tienen, porque nos las vemos aquí con el dios de la muerte, cuyo dominio es el submundo tenebroso y sombrío. Los tránsitos de Plutón nos ponen dolorosamente en contacto con la muerte, aunque en la mayoría de los casos se trata «sólo» de una muerte psicológica, la desintegración y transformación de una parte de nosotros mismos tal como nos conocemos. Bajo la influencia de Plutón, cualquiera de los soportes de los que derivamos nuestra identidad puede desplomarse o estropearse irremediablemente: una relación importante, el trabajo, una creencia o filosofía de la vida, etc. Todos hemos experimentado el final de algún «capítulo» de nuestra vida, pero cuando está en juego Plutón, además, pueden emerger a la superficie emociones oscuras como la rabia o un tremendo sentimiento de humillación. Incluso si en un nivel intelectual podemos saber que aceptar un cambio radical significará un renacimiento y que ese cambio será positivo, aun así la muerte de nuestro apego nos da miedo y nos duele.

Para facilitar nuestro proceso de muerte y renacimiento, necesitamos tener humildad y paciencia, e ir dando tiempo a todos los sentimientos movilizados por la pérdida, porque sólo entonces podremos abrirnos plenamente a ese «yo» nuevo y desconocido que pugna por nacer.

Tenemos que enfrentarnos con cualquier cosa que esté sepultada en nosotros, trátese de potencialidades no tocadas o de nuestros propios demonios y complejos reprimidos, porque antes de poder transformar nada que haya en nuestro interior, tenemos que empezar por aceptar que está ahí.

No hay manera de evitar el dolor, ni es fácil hacer el duelo; lo mejor es aprender a no luchar «heroicamente» contra lo inevitable, porque no conseguiremos más que hacer más profunda nuestra angustia. Este tránsito puede crear dolor, crisis y dificultades, pero lo hace en nombre del crecimiento y del cambio necesarios.

 

Plutón en tránsito por tu Novena Casa

 

En esta época, tu visión del mundo y tu manera de enfocar la vida dejan de ser las mismas; tu filosofía de la vida y tus actitudes y creencias religiosas pueden alterarse radicalmente bajo la influencia de este tránsito. Si eres creyente, puede que empieces a cuestionar algunas de las doctrinas básicas de la Iglesia o del grupo espiritual al que perteneces, y que experimentes por primera vez una crisis de fe, la cual puede terminar en la muerte de tu convicción filosófica o la desaparición de tu escala de valores. Si tu sentimiento de identidad está muy vinculado con tus creencias, existe el riesgo de que pases por un período de confusión y desesperación.

La perdida de una filosofía o religión puede ser una experiencia demoledora, pero es importante recordar que Plutón no sólo destruye, sino también reconstruye. Lo que llamamos «muerte» señala en realidad el comienzo de una nueva etapa de vida. Si tu antigua visión del mundo ha dejado de existir, es así porque ha llegado la hora de crecer y evolucionar hacia una comprensión más amplia y profunda.

De hecho, el tránsito de Plutón por la Novena Casa despierta la necesidad de explorar nuevas dimensiones de la realidad en búsqueda del significado de la vida. Cualquier filosofía o sistema de creencias que abraces sinceramente durante este período tendrá sobre tí un efecto de profunda transformación. Pero debes tener cuidado de no obsesionarte con tu nueva religión (que puede ser también algo completamente trivial) hasta tal extremo de caer en la trampa de un fanatismo ciego que no se detiene ante cualquier método para propagar «la verdad».

 

Plutón en tránsito en conjunción a tu Neptuno

 

Cuando un planeta tan poderoso como Plutón moviliza a Neptuno, es inevitable que se produzca un cambio elemental que puede ser a la vez explosivo y vivificador. Cuando Plutón toca a Neptuno, despierta en tí aquella parte que procura disolver las fronteras rígidas del ego falso para conectar con algo más grande. Quizá vivas acontecimientos, tanto internos como externos, que perturben tu antigua manera de ver el mundo, alteren tus prioridades y te abran a la posibilidad de una dimensión de tu vida más clara, expansiva y significativa.

También es posible que sientas una irresistible atracción por las enseñanzas espirituales y místicas, la psicología y astrología, los grupos de meditación o por cualquier culto que te prometa acceder a lo divino. Sin embargo, siempre que Neptuno está en juego, es necesario cierto grado de discriminación, porque de no tenerlo podrías perderte y verte arrastrada hacia cultos o grupos de carácter nebuloso o fanático.

Uno de los aspectos más positivos de este tránsito es que puede estimular tu sensibilidad, tu compasión y tu expresión creadora. Te da la oportunidad de contactar con tus talentos y capacidades latentes y de hacer mejor uso de ellos. Puede que descubras cosas nuevas sobre tu propia persona, tu entorno y el universo. Es un período excelente para explorar nuevos campos de interés, especialmente de carácter esotérico, y encontrar respuestas a las cuestiones esenciales de la existencia.

 

Epílogo

 

Como podrás haber comprobado, el super horóscopo es un extenso y detallado documento que nos va descubriendo las facetas más importantes del momento presente y del periodo que abarca, dándonos toques acerca de nuestra personalidad y también de nuestro destino.

La repetición de un mismo factor psicológico o tendencia de destino en diferentes puntos de la interpretación es un síntoma inequívoco de que dicho factor tendrá más posibilidades de manifestarse con fuerza.

La contradicción de diferentes factores psicológicos o tendencias de destino a lo largo de la interpretación es un síntoma de dualidad. Por un lado unas energías planetarias indican una cosa, mientras por otro lado otras energías planetarias indican tendencias contrarias. La resolución a este conflicto (muy común) lo determinará nuestra propia evolución psicológica y espiritual, o, dicho en otras palabras, nuestra madurez ante la vida, pues muchas veces a lo largo de la existencia se nos brindan diferentes caminos a elegir, y mientras unas personas se pasan toda la vida dudando, otras saben escoger la opción correcta.

Hay que advertir finalmente que por encima de los influjos astrológicos, señalados en la interpretación de los tránsitos planetarios, se sitúa siempre un factor muy importante: el poder de la voluntad del hombre, el cual puede, por su propio esfuerzo, entrar en la dirección recta y corregir, en gran medida, las limitaciones o dificultades señaladas por los aspectos estelares. "Los astros inclinan, pero no obligan", dice un antiguo aforismo astrológico. Espero que todo lo que en este informe interpretativo se ha indicado te sirva de provecho y utilidad a lo largo de toda tu vida. Con ese ánimo ha sido realizado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres